Embarazo y Lactancia

En el embarazo la alimentación saludable es más importante que nunca. Las necesidades de proteínas, calcio, hierro y acido fólico se acrecientan. Sin embargo, “comer para dos” no significa comer de todo y a cualquier hora, sino una selección adecuada de alimentos para el desarrollo madurativo y neurocognitivo del bebe.

Al inicio del embarazo es normal encontrar náuseas y vómitos que limitan la ingesta de alimentos. Una dieta adecuada en esta etapa evita la perdida de peso no deseada.

La consulta nutricional es indispensable para obtener una adecuada educación alimentaria, controlar el incremento de peso correspondiente a la edad gestacional, controlar la ingesta en momentos de constipación, nauseas o vómitos, y preparar las bases nutricionales para el momento de la lactancia.